El escultor cerámico Adrian Arleo fabrica figuras surrealistas y criaturas híbridas. Jugando con la escala y la textura, subvierte la naturaleza de seres familiares de nuestro mundo. El resultado son obras que inspiran asombro e incomodidad.

«Durante más de treinta años, mi escultura ha combinado imágenes humanas, animales y naturales para crear una especie de poder emocional y poético», dice el artista en un comunicado.

«A menudo hay una sugerencia de una interconexión vital entre los reinos humano y no humano; la imaginería surge de asociaciones, preocupaciones y obsesiones que son a la vez íntimas y universales. El trabajo frecuentemente hace referencia a la mitología y los arquetipos para abordar nuestra vulnerabilidad en medio de las cambiantes realidades personales, ambientales y políticas. Al enfocarse en maneras más antiguas y misteriosas de ver el mundo, los bordes de la conciencia y los niveles más profundos de conciencia se sugieren».

Todas las imágenes son © Adrian Arleo

Sobre El Autor

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Loading Facebook Comments ...